BEP: PRIMEROS PASOS

En el post de hoy volvemos a retomar el concepto del BEP para remarcar su importancia y daros algunos ejemplos específicos de la gestión del modelo BIM para que su implantación sea más eficiente.

El entorno BIM, como ya va siendo conocido por todos, permite la interoperabilidad entre agentes y softwares en pro de una mejor gestión del proyecto, sobretodo en su fase de diseño y pre-ejecución. Este método de trabajo es cada vez más presente en el sector de la construcción, sobretodo en la edificación, y es por eso de la importancia de la coordinación desde buen principio.

El BEP nos ayuda a establecer unas pautas en materia de Objetivos, Desarollo, Usos, Contenidos y Gestión y Validación de la Información. Si bien es cierto que cada BEP es personalizado y acorde con la magnitud de cada proyecto, hay ciertos aspectos que es importante definir en todos ellos y que ayudaran a todos los implicados en el día a día.

En este caso, dividiremos los parámetros que creemos importantes establecer desde un inicio en dos bandos; Información General del Proyecto y Elementos Específicos del Proyecto.

Información General

 – Datos genéricos: Nombre del proyecto, dirección, fechas preestablecidas para su ejecución y agentes implicados, este último punto variará a medida que se incorporen nuevos agentes en el caso de proyectos donde se atribuyen partes del proyecto a distintos contratistas para su ejecución.

 – Coordenadas: Es esencial establecer unas coordenadas UTM (ejes X, Y y Z) para que en todos los modelos la situación del proyecto sea la misma y no haya discrepancias en futuras interconnexiones entre modelos.coordenades

 – Niveles y zonas: Como en el caso de las coordenadas, es muy importante establecer unos niveles base, que serán los mismos para todos los agentes implicados definidos previamente y asignados como referencia. Si bien cada agente puede crear sus propios niveles que le ayuden en su trabajo particular, éstos últimos no deben ser exportables al modelo central para no crear saturación.

Elementos Específicos

 – Tipo: Aunque parezca una obiedad, la definición de los elementos mediante una estructura preestablecida facilita la posterior gestión de todos ellos en Tablas de Clasificación, Búsqueda mediante filtros, Edición del elemento e incluso gestiones externas al modelado.

 – Código de Montage: Es uno de los parámetros en el que más se incide en la importancia de su utilización debido a la facilidad para clasificar los elementos mediante un código previamente establecido en un documento “.txt” y que sirve como referencia a todos los agentes y que aporta, no solo una mejora en la gestión interna del modelo sino en su operabilidad cuando se exporta a otros softwares como visualiadores (Solibri) y gestores de proyecto (Navisworks).

– Localización: Establecer un parámetro cómo el de Localización permite organizar el modelo relacionando los elementos a los distintos niveles y zonas del proyecto (que variaran dependiendo de la magnitud de éste) y realizar un mejor control de todos ellos, que junto a la creación de filtros acorde a esta localización facilitará la gestión.

En la línea de éste último parámetro, se pueden, y en muchos casos deben, definir otros que ayuden a la clasificación y gestión de los elementos del modelo para establecer una base sobre la que los diferentes agentes puedan trabajar.

propietats

Así pues, definir unos parámetros iniciales para el trabajo en Revit del modelo dentro de un entorno BIM generará un mejor flujo de trabajo entre sus participantes.

Jaume Masip Perpinyà