PARÁMETROS GLOBALES Y TIPOS DE PARÁMETROS

En uno de nuestros posts anteriores vimos algunas de las novedades que ofrece la versión 2017 de Revit frente a sus predecesoras. Jirones de niebla en alzados, mejora del editor de texto, integración de Formit 360 y Dynamo y por último, los parámetros globales.

Aunque estos ya aparecen en la versión 2016 R2, mucha gente no se percató de su aparición hasta la versión 2017.
Ya contábamos con distintos tipos de parámetro; los de familia, son específicos para cada archivo de familia, no puede aparecer en tablas de planificación ni etiquetas y nos permite controlar los valores de cotas, propiedades de material y otros parámetros de familias anidadas. Nos permite en otras palabras, insertar información a las familias y poder controlar su geometría.
Los de proyecto, son específicos para cada tipo de proyecto, debemos asignarlos a todas aquellas categorías que deseemos y aparecen en tablas, pero no en etiquetas. Básicamente nos permiten introducir información a los elementos de nuestro proyecto.
Y los compartidos pueden utilizarse por distintos proyectos o familias, aparecen en tablas de planificación y etiquetas.
Y finalmente, aparecen los parámetros globales. Éstos son específicos de un proyecto igual que los parámetros de proyecto, pero sin tener que asignarlos a ninguna categoría de familia. De manera que si no podemos asignarlos a ninguna categoría no podremos utilizarlos para añadir información en forma de texto u otros valores como cargas térmicas o estructurales, pero si los utilizaremos para modelar nuestro edificio. Pueden tratarse de simples valores, valores derivados de ecuaciones o valores recogidos del modelo usando otros parámetros globales (de informe). El funcionamiento de los parámetros globales es muy similar a aquellos parámetros que utilizamos en los ficheros de familia para controlar la geometría de dicho elemento, sólo que para controlar elementos de nuestro edificio y no de una familia.
Los parámetros globales, al igual que los de familia podrán ser de informe o de “control”.
Los principales usos de estos parámetros serán controlar los valores de cotas y restricciones. Como, por ejemplo, la altura entre forjados de un edificio. Si tenemos la misma altura entre plantas podríamos asociar este parámetro a los niveles para que sólo con la introducción de la altura Floor to Floor se nos adaptara en todas las plantas. O controlar todas las alturas de antepecho de las ventanas con un solo parámetro.

Asociarse con una propiedad de ejemplar de un elemento para controlar su valor, como podría ser controlar de todos los elementos estructurales del proyecto que decidamos:

Informar de un valor de un parámetro para poder utilizarlo en ecuaciones de otros parámetros globales. Por ejemplo, podríamos utilizar un parámetro de informe para controlar el ancho de un forjado y establecer la posición de un sistema de vigas. De manera que cuando el grueso del forjado varíe la posición del sistema de vigas se adaptará de forma automática.

 

Además, los parámetros globales cuentan con una opción dentro de su cuadro de diálogo que nos permitirá localizar en cualquier momento cual es la funcionalidad de dicho parámetro, o en otras palabras que es aquello que controla o reporta. Cuando tengamos infinidad de parámetros globales creados o abramos un proyecto de otro modelador será muy efectivo para entender el funcionamiento paramétrico del modelo.

Sin duda los parámetros globales nos ayudarán o facilitarán el diseño paramétrico de nuestros modelos BIM y permitirnos automatizar las modificaciones derivadas de cambio en algunos elementos de nuestro modelo como veíamos antes en el grueso de los forjados.

Para el que esté interesado en el tema, os dejamos un enlace con una conferencia de Rabi Sidawi, consultor senior de soluciones para AEC y platinum partner de Autodesk hablando sobre aplicaciones de parámetros globales en modelos RVT.

 

Marcos Herrera Rodriguez