ALTO RENDIMIENTO BIM

Aunque cada vez más hay más empresas que incorporan BIM en un su día a día.No todas se benefician de la oportunidad de las capacidades de esta tecnología, mediante el uso exclusivo como una herramienta de producción de modelos 3D, para seguir creando los propios documentos 2D, como se ha hecho hasta ahora con CAD.

Mientras que CAD permite elaborar lo que hacíamos a mano en un ordenador, BIM más allá. Es una herramienta para la era digital con una metodología propia y una base de datos en su núcleo. Los datos que vamos estructurando a medida que vamos modelando los elementos pueden ser un tesoro para futuras decisiones.

Para sacar el máximo provecho a esta metodología podríamos empezar por los siguientespuntos:

1. Un plan BIM

Un plan de BIM sirve no solo como guía para el desarrollo y mejora del flujo de trabajo. Fijando objetivos a corto y a largo plazo. Formas de aprovechar BIM a través de la simulación o el análisis. Para ello, es necesario saber que queremos obtener de nuestro proceso BIM y cómo vamos a medir el progreso.

2. Chequeo y actualización

Si estamos ejecutando nuestro proyecto en BIM, podemos aprovechar todo el esfuerzo para generarnos nuestra plantilla de proyecto con los aspectos más notariales; configuraciones de tablas, notas de proyectos, estándares de la oficina… Si ya tenemos una plantilla de proyecto, podemos ir actualizándola a medida que avanzamos en la práctica.
También es provechoso generarnos nuestra propia biblioteca de familias BIM, ya sean las proporcionadas por el fabricante o las que debimos generar nosotros para el proyecto.

Estos procedimientos nos van a suponer un ahorro de tiempo considerable en nuestro próximo trabajo.

3. Optimización de la producción

Una vez ya estamos familiarizados con el software debemos incorporar técnica en nuestro trabajo. Los atajos de teclado cumplen con la finalidad para optimizar en tiempo.

Otra forma de optimizar la producción se consigue con el uso de plugins, que extienden el software más allá de sus posibilidades. Existen distintos plugins para las distintas industrias especializadas. Debemos comprender que debemos obtener y cuál de los complementos del mercado cumple con nuestras expectativas.

4. Automatización de la repetición

En el día a día existen tareas repetitivas y tediosas. Muchas de estas pueden hacerse de forma más rápida y precisa mediante ordenador.
Los agentes más perspicaces en la materia BIM están incorporando conocimiento de programación a sus cualidades. Aunque aprender a programar no es fácil, pasar unas cuantas horas para generar un script puede suponer un ahorro de horas exponencial en el transcurso del tiempo.

5. Validación y análisis

Los edificios son elementos compuestos por la sinergia de otros elementos. Por lo tanto, el cambio de cualquiera de estos podría suponer efectos mayores en el resto de partes del conjunto. Exactamente lo que sucede en el caso del rendimiento de la energía.

Aunque ya se están usando herramientas de análisis de energía des de hace tiempo, a menudo se usan con demasiada posterioridad, cuando el proyecto ya se ha definido y con lo cual, ya es demasiado tarde para que los agentes puedan valorar cualquier cambio.

Con la metodología BIM y los nuevos softwares permiten al arquitecto estimar el rendimiento del edificio y comprobar hipótesis en fases tempranas de diseño.

6. Gestión continuada

A medida que los propietarios consideran BIM para gestionar las operaciones de construcción. BIM nos permite mantener toda la información, recolectada en las fases de construcción, para posteriormente, llevar a cabo una integración de datos a nuestro software de gestión de instalaciones. Es cierto, que el propietario no tiene por qué comprender o aprender a usar herramientas BIM de generación de proyectos, pero sí necesita tener la información necesaria para la toma de decisiones en las posteriores actuaciones. Esto se consigue con la recolección, orden y análisis de datos del edificio a través de BIM. Estos datos les proporcionan a los propietarios una visión integral de sus instalaciones en un formato visual y dinámico.

Aprovecharnos de las capacidades BIM supone tiempo y esfuerzo. Aun así, afrontando el reto de esta nueva tecnología seremos capaces de ir más allá de las capacidades tradicionales de diseño y convertirnos en solucionadores de problemas versátiles que pueden dirigirse a los distintos desafíos.

 

Teresa Casellas Ramon